Aumentar Tamaño del texto
Disminuir Tamaño del texto

En Memoria de Lucía López


 

Su diploma de admisión a la Sociedad Teosófica nos dice que ella comenzó su paso por la Teosofía el 30 de Mayo de 1952, este diploma de admisión venía firmado por el presidente mundial de la Sociedad Teosófica, Sr. C. Jinarajadasa, y por el Secretario general en Argentina Sr. José M. Olivares.

 Pasaron sesenta y tres años de ese hecho, Lucía pasó por las grandes etapas de cambios de esta institución. Vio como muchos entraban y salían de la misma por falta de constancia o porque se dejaban llevar por las “luces” que encandilan sus fantasías en un mundo tan lleno de vanidades. Sin embargo, ella siguió el devocional dictado de su corazón, porque ella amo devocional e incondicionalmente a los ilustres fundadores de la S. Teosófica, como a todo aquel que destacó en la institución por su abnegada tarea en pos del bien común.

Lucía, colaboró humildemente desde el servicio, más, que con un intelecto rimbombante, porque su devoción la impulsaba a estar cerca, siempre, de aquellos que enfermos y solos necesitaron de su mano Fraternal, siendo ella misma una persona sufrida desde su infancia, comprendía el dolor de otros, pero jamás tuvo una sola cuota de rencor con lo que su Karma, la condicionó en esta vida.

Silenciosamente, Lucía partió dejando el perfume que solo dejan aquellos devocionales seres, que con su humilde intervención dejan una estela de experiencias que enseñan cómo seguir hacia el Corazón del Amor Universal.

Lucía López, que ese rayo de luz de tu propia Devoción, eleve tu Alma bendita hacia ese Devachan muy bien ganado, y que en la gloria de ese estado sublime te encuentres con todo aquello que seguiste como Norte Sagrado en tu Vida.

Tus Hermanos desde el Centro de Estudios de la Teosofía Original