Aumentar Tamaño del texto
Disminuir Tamaño del texto

¿Existen dos Teosofías?

Editorial Julio 2018

 

¿Podemos evitar que se difunda una Pseudo Teosofía, desvirtuado su más Sagrado Conocimiento en manos de personas que se prestan a ese maquiavélico fin? ¿Podríamos hacer más de lo que se ha venido haciendo en favor de mantener límpida la savia del Conocimiento Original que dejaron H.P.B. y sus Mahatmas? La espesa niebla del desconcierto abarca la esperanza de muchas personas que ven cómo gran parte de la humanidad sigue peligrosamente sus tendencias supersticiosas, llevando a la Ciencia Teosófica sus delirios religiosos y como dice un Maestro, la tendencia va llevando Dogma al seno de la Teosofía. Todo Dogma, es la muerte del más elevado sentido filosófico de Libertad, la ausencia de Libertad, tiene que ver con las tendencias con las que está impregnado un Dogma. La Teosofía no enseña otra cosa que no sea cómo alcanzar esa preciada Libertad, la cual nada tiene que ver con los aspectos de los sentidos materiales de la Libertad, como el de “Libertad de pensamiento”, “Libertad de acción”, “Libertad por el poder” de cualquier clase que sea. La Liberación de la Mente del yugo encarnizado de los sentidos con sus apegos es otra cosa, Libertad de accionar en la Naturaleza conociendo sus Leyes es otra, y Libertad lograda por la Fuerza de la Voluntad es otra cosa también. Y podríamos enumerar varias posturas diferentes sobre la Libertad, evitando caer en el sentido material que siempre se le da. Habría que estudiar este asunto desde la visión Teosófica o mejor dicho desde la Sabiduría Teosófica que para este fin fue una vez más revelada a la humanidad de este ciclo.

En la Naturaleza física dominan dos grandes tendencias, las positivas y las negativas, los famosos pares de opuestos, el blanco se nota más cuando su opuesto el negro se le acerca, en toda esta manifestación esos opuestos aparecen por una sola razón, son Ley. Ambas potencias se desenvuelven por todo el Universo sin delatar las otras fuerzas que operan dentro de ellas. Esto ocurre de continuo en la conducta humana, su conducta siempre es seguir distintos parámetros de esos opuestos. Por lo tanto, es muy difícil que toda la humanidad siga una sola idea a la vez, ya sea religiosa o política y también hay una extraña batalla entre la fe y la creencia, pero ambas colaboran siempre con el aspecto más material de esas dos posturas religiosas. Entonces, hay una cantidad de personas que seguirán por sus tendencias el Sendero que los instintos le sugieran y que llene sus necesidades y están otros que seguirán su Intuición y seguirán el Sendero másdifícil, el que no promete nada, es el Sendero donde no hay un ser en quien apoyarse, donde la soledad se convierte en su más fiel compañera, donde hay que desgajarse de los apegos y sangrar de dolor al comprender que hemos estado aferrado sólo a fantasmas ilusorios de la Mente, y que no existe un llegar, sólo existe un Realizar y ese Realizar es un estado de Consciencia Universal, por lo tanto no es un lugar donde se llega sino un Estado de Consciencia que se alcanza y se sigue por lo insondable e incomprensible para este actual estado Mental. Es por ello que la Teosofía Original, es para las Mentes que intuyen su Verdad intrínseca, es la Teosofía que lo va guiando hacia el preciado “Sendero del Medio” que es el Esotérico, porque desde ese Sendero podrá alcanzar, no sin un gran esfuerzo, el Sendero del Ocultismo, el único que lleva al ser humano al Conocimiento pleno sobre su propia naturaleza Espiritual, al Universal estado de Unidad, el Ocultismo es la Ciencia que transmuta al ser humano en un Hombre-Dios, si me lo permite el término, o podríamos decir, en un Chohan, Dyan Chohan, Buddha, etc.

¿Existen dos Teosofías en el mundo? Si, una que es la Original dejada por los Mahatmas y H.P.B. y otra que inventaron a la muerte de H.P.B. es la Teosofía a la que se le inventó Planos y vehículos o cuerpos, como también ceremonias y han pretendido hacer de un buen hombre un Avatar a lo cual renunció porque tenía un gran sentido común. Y así, hay un sin fin de cosas más. Todo esto, está en los escritos que cuentan la historia del Movimiento Teosófico, y a pesar de haber sido denunciada toda esa manipulación, hay un porcentaje de personas que siguen fielmente a esos personajes que causaron semejantes desvíos. Y actualmente, se han renovado los esfuerzos en seguir popularizando a esos personajes y los desvíos. Eso no lo podemos evitar los que sugerimos como estudiantes de Teosofía, a la Doctrina Original, y los que logramos encontrar estas fuentes Originales dejadas por hermanos que siguieron con fidelidad las enseñanzas, creemos que es tan sólo Karma o el lógico equilibrio de esos opuestos para que lo oscuro resalte o lo haga el blanco brillo de la Gran Logia. Cada ser humano, según sus contenidos, se sentirá atraído a cualquiera de esos aspectos, si erra, será una lección que habrá aprendido, si acierta y entra en el Sendero correspondiente, seguro que es su propio mérito Kármico que lo llevó hasta esas puertas legítimas. No podemos impedir que el ser humano experimente, que sufra y se arrastre en el error, es el estudiante e investigador que deberá seguir su instinto o su Intuición y descubrir esas diferencias esenciales y cuando la madures de su propio Karma este en su mejor punto, llegara a las puertas a las que tanto tiempo tardó en llegar, no está en ninguno de nosotros poder modificar los designios de su Karma.

Todo esto, que aquí se dice, ha sido nuestra propia experiencia, algunos de nosotros tardamos años en saber la Historia del Movimiento Teosófico y de los llamados Líderes del Movimiento, cuando fueron los que iniciaron la mayor deformación de este Conocimiento. Y al informarnos, causamos un revuelo en la institución donde estábamos. De hecho debimos renunciar para formar este Centro desde donde hemos estado dando una gran cantidad de informaciones de manera personal, por mail, por Skype, etc. Toda la información siempre revistió el verdadero trabajo Original, el cual insta al estudio, investigación y a la profundización sobre el cambio de Conducta basado en las guías Originales sugeridas por los Mahatmas en sus cartas. Además, la guía principal, es cómo se comienza a estudiar Teosofía Original, esto ayudó a muchas personas y muchas informaciones que se han venido difundiendo ha hecho popular este Centro y una fuente a donde recurrir si se necesita información seria. Esperia Editorial Teosófica a impreso varios libros y se sigue trabajando en el término de otros que pronto saldrán de imprenta. En suma, cumplimos con el Deber de informar, de traducir, de imprimir y difundir la Teosofía Original. Tal vez, algunos estudiantes nos ven como que estamos enfrentando al opuesto y no es así, sólo difundimos y escribimos lo que hemos encontrado en la Teosofía Original, ser Veraces pidió H.P.B.,enseñar y difundir la Sabiduría Original, y a la vez intentar ser mejores personas lo cual aún no sabemos hasta donde lo hemos logrado. Destacamos las diferencias, para alertar a aquellos que andan a tientas en busca de Conocimiento y se debe tener en cuenta que nada cobramos por informar, ni cuotas ni por pertenecer al Centro, ya que para ser parte de este Centro se debe estudiar por un largo período y cumplir con las Normativas que no fueron inventadas por nosotros, en el Centro no se paga por nada, pero, se debe estudiar y colaborar con la tarea en la cual sea hábil. Este Centro se auto-abastece por sus fundadores y nunca pedimos públicamente ayuda financiera, nunca la necesitamos porque nuestros trabajos personales han hecho posible mantenerlo siempre.

La Teosofía es un buen negocio para algunas personas, para nosotros en cambio la Sabiduría no tiene precio.

Este es el criterio, seguir las Normativas Originales, de manera que introducirse en el Sendero Esotérico sea una cuestión facilitada por seguir esas Normas que seguimos en este Centro, por ello, advertimos que ser parte de este Centro no es fácil, hay que dedicar mucho tiempo al estudio y a la reflexión para analizar todos los días, si nos acercamos al cumplimiento del Óctuple Sendero. Por eso es que somos pocos, y esto parece ser también una Norma, pues H.P.B. escribe “para los pocos” en su libro La Voz del Silencio y si observamos la Historia del Movimiento nos encontraremos con que los verdaderos trabajadores han sido en realidad muy pocos. Agregaré que, los que estamos intentando llevar adelante esta tarea, tenemos nuestro par de opuestos continuo en cada día, trabajar para la Teosofía y trabajar sobre las Tendencias que siempre pretenden ganar cada batalla diaria.

Si la tarea Teosófica es llevada al terreno de la especulación, a la batalla por los puestos jerárquicos dentro de una institución, a los corrillos de pasillos atentando contra la Fraternidad entre hermanos, en políticas de elecciones internas, en el destacarse por la elocuencia fantástica en las disertaciones o conferencias, en el egoísmo de ocultar información, en la falta de colaboración en las tareas, en el olvido de aquellos que dieron varios años de su vida al Movimiento y en la mezquindad a la hora de ayudar a un hermano sea o no del Movimiento, esto quiere decir que irremediablemente se está errando seriamente en el trabajo Espiritual y sólo se está alimentando al más feroz egoísmo de la personalidad y que esta les está ganado la batalla y más les valdría dejar sus puestos o su fallido intento de ser Teósofos y continuar en el silencio de sus hogares, el recomponer sus actitudes, con reflexión y mucho estudio y una vez superados esos desvíos, retornar al trabajo integrándose a las Normas y al cumplimiento del Deber, esa es la primera gran disciplina que aprueba la Ley cuando cumplimos fielmente ese Dharma.

El Centro