Aumentar Tamaño del texto
Disminuir Tamaño del texto

Soledad ¿un Castigo o una Oportunidad?

Editorial Agosto 2018

 

“La Soledad para el Sabio es su compañía,

La Soledad para el necio es un castigo.”

 

La Soledad ha contribuido en mucho en la vida de los grandes hombres que han logrado estados de Consciencia Mentales muy superiores a los estados Mentales del hombre corriente. Sin embargo, la gran mayoría de la humanidad encuentra que no es posible una vida en soledad, sus estados Mentales sufren el embate de una desorientación en un círculo constante de angustia, donde el individuo no sabe qué hacer de sus horas y días en soledad. Una Mente, desorientada en ese vacío, no puede hallar un motivo, un propósito que le permita salir de ese círculo vicioso donde la auto-compasión y la denigrante lástima, producen alteraciones que pueden llevar a la locura. En esa soledad, el individuo centra todo en sus instintos y necesidades básicas, es cuando la decrepitud Mental avanza sobre la personalidad haciendo que esta se rodee de un montón de objetos innecesarios, y la falta de higiene lo lleve a un estado de animalidad donde los instintos se adueñan de esa personalidad desplazando todo sentido común y equilibrio emocional. El mundo que esa Mente desorientada forma, toma los objetos como compañía, la Soledad abrumadora en la que vive le hace ver a esos objetos como seres vivientes donde deposita sus afectos y a la vez se engaña que de ellos recibe también afectos. La falta de higiene, el desorden, el enfocar sus afectos en objetos inanimados, es toda una enfermedad que se produce por falta de una educación Mental integradora. Pero también, todo lo que rodea a ese individuo, es un reflejo de en qué estado está esa Mente enferma.

Las grandes ciudades están llenas de personas con esos conflictos Mentales a consecuencia de no saber que la Soledad puede ser una impulsora de acciones que pueden contribuir con el bien común y su propio bien, no está solo quien hace o contribuye con acciones nobles, “hacer para el otro” acompaña, porque es una manera de sentirse útil, porque muchas veces las enfermedades de la soledad tienen mucho que ver con un alto egoísmo que no permite que el mundo se le acerque ni le permite acercarse al mundo.

En toda sociedad debería enseñarse el valor de la lectura, cuanto más filosófica mucho mejor, hay que instar a la Mente a Pensar, no a divagar en la estupidez de una Mente alucinada en fantasías que no contribuyen para nada con un crecimiento intelectual y menos, en un sentido altamente Espiritual. H.P. Blavatsky decía que “el único que está equivocado es aquel que no hace nada”. La mayoría de los ancianos entran en un estado de enajenación Mental por falta de este sano ejercicio cerebral de la lectura, un libro, es el mejor terapeuta y hasta la mejor medicina para el ser humano y es muy buena terapia si culturalmente comienza joven a practicarla, agradecerá en su vejez, a su lucidez mental y a evitar la enfermedad de esa enajenación Mental producida por un cerebro anquilosado.

La Soledad como la siente un ser humano es en realidad una de las ilusiones más pavorosas, y esto ocurre porque el concepto “Soledad” es “aislamiento”, “vacío de compañía”, sentimiento de “no hay nadie para mi…”, “abandono”, etc. Lo que termina haciendo del individuo un ser resentido contra la sociedad que él cree que lo ha condenado al ostracismo. Ese resentimiento, es el que hace al hombre un violento, un pervertido, un inmoral o un criminal. Las confabulaciones Mentales, comienzan a obsesionar de tal manera a esa personalidad que suele ver al mundo o a cada ser humano como su enemigo del cual debe defenderse y todo eso comienza con una Soledad que se ha aprovechado incorrectamente y a la vez se ha educado incorrectamente en una sociedad humana que acorrala a los individuos en un abandono cruel y despiadado y a la vez coronado con una indiferencia cultivada en el orgullo. Los seres que atacan a una sociedad son los resultados Kármicos de esa misma sociedad.

La ilusión de la Soledad es un Estado Mental que ignora por completo su UNIDAD, esa Soledad sólo existe donde hay ausencia de UNIDAD, nada ni nadie en el Universo está solo en realidad, a no ser que se aísle en su propio egoísmo o una sociedad humana al ser indiferente, provoque en la Mente aún ignorante ese sentimiento de abandono.

La ausencia de ese Conocimiento, sobre la UNIDAD Universal, a movido hacia un precipicio oscuro a casi toda la humanidad, y a un sentimiento de Soledad que ha creado un humano reaccionario y violento. El Conocimiento de esa UNIDAD Universal, destruye ese aislamiento que está formado por el egoísmo o el orgullo, tanto propio como de toda una sociedad indiferente. La Indiferencia aísla todo lo que no comprende, lo encapsula y lo rechaza porque ignora que eso que desecha es parte de sí mismo, es UNIDAD. La Indiferencia que desprecia, es instintiva, se auto defiende de aquello que no sólo no comprende sino que teme le perjudique socialmente, esto crea una sociedad con seres marginales, con vidas miserables y eso alimenta un Karma colectivo de difícil solución, porque el marginal no perdona su desgracia y la sociedad no sabe cómo perdonarse a sí misma y producir un acercamiento Fraternal hacia el que vive marginado en una dolorosa situación, sin saber, al igual que el resto de esa sociedad, que son UNIDAD y lo único que los hace diferentes es la ignorancia que fomenta una división porque ambos desconocen que sólo son actores circunstanciales en el teatro de la vida.

El individuo que desea identificarse plenamente con su intimo Ser, necesita a la Soledad como aliada, necesita del Silencio, sin estas dos condiciones esenciales no hay posibilidad de progreso Mental y Espiritual, los ruidos del mundo material provocan un sin fin de vibraciones nocivas para aquel que necesita de esa profunda Paz, donde el encuentro con el Alma y su silente voz sólo se puede producir si hay Soledad, Silencio y Paz interior. Los ruidos del mundo material alteran y quiebran la Armonía, son vibraciones groseras, discordantes, que distraen al Meditante, ocasionando una perturbación que puede afectar seriamente su sistema nervioso. Esta Triangulación, Soledad, Silencio e Individuo, es la que da como resultadoPaz interior, a diferencia de aquellos que para sentir que están vivos o existen, necesitan de los ruidos violentos de la música sincopada, del griterío que surgen de las competencias, del rugir de las ciudades populosas donde se hace del ruido una cultura de sordos e indiferentes, totalmente incompetente para fomentar vínculos relacionados con el crecimiento Espiritual de los futuros hombres que regirán los destinos del mundo.

La Soledad bien empleada, puede hacer surgir hombres y mujeres virtuosos y encumbrados en todo lo relacionado con la UNIDAD y la vida Espiritual que es posible vivirla en un mundo sin más apegos que el fervoroso anhelo de una superación Moral y Ética para toda la Humanidad.

La Soledad bien empleada y bien comprendida, se convierte en el medio práctico para reflexionar sobre una integración sin desprecio de la condición social de ningún ser humano. La Soledad es el recurso más importante para alcanzar el desarrollo de un nivel Mental insospechado que derriba los muros psicológicos que son construidos por las falsas creencias. Aprender, Comprender, integrarse, relacionarse, todo esto y mucho más se puede lograr reflexionando en soledad, Meditando en busca de esa fuente integradora de la Verdad, porque la Soledad es un medio que podemos disponer para lograr todo eso y no pensar que quien encuentra en la Soledad un aliado, rehúye del mundo, lo maravilloso de comprender cómo podemos hacer huso de este recurso, es que, se puede aprovechar todo el beneficio que se extrae de nuestro propio proceso interior y a la vez, estar integrado en la sociedad humana para aplicar correctamente ese beneficio haciéndolo Universal.

Si esto se comprende, se habrá comenzado a ganar una batalla contra la falsa creencia de que la Soledad es un castigo y forjadora de enfermedades psicológicas, lo que enferma psicológicamente a un ser humano es su propio egoísmo, o su propia ignorancia por falta de conocimiento sobre este factor que puede desembocar en dos caminos, uno hacia las estructuras Mentales donde las enfermedades psicológicas se adueñan de una Mente imposibilitada de actuar porque hace de la Soledad una cárcel desde donde un individuo puede morir en pésimas condiciones o convertirse en un peligro social por las razones antes expuestas, además es interesante observar como la mayor cantidad de personas desean ser ricas, de grandes fortunas, sin darse cuenta que desean serlo para no estar solos ya que, probado esta, las personas ricas viven rodeadas de amigos que tal vez estén más solos que ellos mismos, como también se rodean de lujosos objetos a fin de sentirse acompañados de esas efímeras vanidades.

El otro camino, es del individuo que busca respuestas en la vida y que para indagar se da cuenta que el bullicioso mundo no colabora en darle de ninguna manera esas respuestas, para lo cual se refugia en la Soledad como medio para encontrarlas y descubre en un primer paso que yacen dentro de su propia Naturaleza Espiritual y una vez que comienza a encontrarlas, su sentido Mental altamente desarrollado por la Meditación le advierte que puede hacer partícipe al mundo de ese Conocimiento Universal y una vez más la Soledad, unida al Silencio, ayuda a esa integración y es cuando se convierte en el punto de apoyo más importante para lograr ese cometido.

Ahora bien, los estudiantes de Teosofía, o de ciencias paralelas, pueden hacer de la Soledad su mayor aliada, pero deben comprender de la manera más tolerante y compasiva, a aquel que sufre encerrado entre las rejas de una fría Soledad que por distintas circunstancias terminó de esa manera, porque es un Noble Deber extender cálidamente nuestros afectos integradores. Nada más triste de ver es a un ser humano que ha perdido la cordura, su capacidad de pensar, de razonar y llegar a un estado tan desvalido donde una enfermedad tan perniciosa como el sentimiento de abandonoque devastó todos los pocos recursos de una Mente que no sabe que es posible formar un Antakarana, un acceso hacia la Mente desde donde la UNIDAD es una realidad y que la soledad como aislamiento fuera de esa UNIDAD no existe porque no existiría UNIDAD si algo existiera fuera de ella, en ese Todo Integral nos desarrollamos Evolutivamente como Individualidades; de ese Todo Integral no es posible entrar ni salir, porque siempre hemos sido en él o en ello, por lo tanto la Soledad es sólo un estado psicológico de abandono, disuelta esa errónea visión fundada en creencias más erradas aún, está esa realidad imperecedera, ATMA, como el único principio Unitivo Universal, desde donde todo Surge, pero que jamás es abandonado porque toda individualidad está perpetuamente Unida a esa Suprema Realidad.

El Centro