Aumentar Tamaño del texto
Disminuir Tamaño del texto

Sobre Hechos Mundiales Producidos por la Conducta Humana

Editorial Agosto 2020

 

Primera Parte

Durante un largo período de tiempo, los que componemos este Centro, anunciamos sobre las repercusiones Kármicas que aparecerían como un Tsunami en el planeta afectando a toda la humanidad. Esto, no tiene nada de adivinación, como nada que ver con que se visiona el futuro por algún poder, simplemente es la advertencia de los siglos y el conocimiento de las Leyes y la observación durante años de una conducta que de por sí, condena a la mayor parte de la humanidad.

Nos referimos también, a la enorme devastación de bosques, las islas de basura en el mar, basura en los lagos, ríos, montañas además de la depredación de todos estos lugares y de su fauna. La idea de los gourmet de moda, con comidas exóticas cuyos componentes exageran la manera de preparar platos extravagantes sin tener en cuenta el costo-vida de los animales y sus sufrimientos; agregado a esto, los países con tradiciones espantosas, que han masificado sus bárbaras costumbres basadas en casi su totalidad en especies animales a cuyo consumo les dan el toque supersticioso de poderes medicinales; el costo ha sido que miles de especies desaparezcan o estén al borde de su extinción.

En todas las religiones del mundo, uno de sus principales mandamientos es: “No matarás”, o sea, el respeto a la vida de todo ser (esto lo hemos estado repitiendo bastante), pero no es dable entender cómo aquel que propone esto, sea un Dios o un enviado por estos Dioses, mande a sus fieles y creyentes a consumir animales, o a sacrificar a determinadas especies, sólo para glorificarlos, contradiciendo al Mandamiento. Cualquiera de estas locuras humanas, encuentra un motivo para MATAR y consumir animales.

Nada más alocado que fiestas religiosas con bebidas alcohólicas y un desdichado animal cocinado sobre la mesa siendo siempre el plato central. Los pavos para el Día de Acción de Gracias, por ejemplo… o los grandes festines de Navidad y Año Nuevo, y el crimen con los árboles Navideños que son cortados y después arrojados a la basura cuando estas fiestas pasan… ¿esto está regido por algún Mandamiento Religioso?… apelo a la consciencia humana para que reflexionen y detengan en nombre de esos Mandamientos tanto reguero de sangre y el atropello sin sentido a la naturaleza verde que oxigena al planeta.

Las torturas sufridas por toda criatura, por manos humanas, han roto todos los límites de la compasión, muchas veces son echados vivos al aceite hirviente, o al agua hirviendo, nada suma la más mínima Compasión por ellos y, mientras el jolgorio de quienes los devoran se expande con el alcohol, el sufrimiento de esas criaturas va sumando un oscuro Karma sobre el mundo humano.

De esto, hemos escrito mucho, como de las religiones que miran hacia otro lado, y sus sacerdotes no padecen de extrema delgadez, más los dogmas juntos con la fe y las creencias caen debilitados por las acciones de quienes deben ser ejemplos y guías Morales de la religión que profesan. Como también de aquellos países llamados los poderosos de la época presente, y sus mandatarios, sentados en su orgulloso poder, arrasando todo lo que genere el efímero dinero. El vientre de la tierra no sólo es abierto para sacar lo que se supone que son riquezas, sino, que también es envenenado con los químicos, y las venas de agua pura… la única agua que es la misma desde que este planeta obtuvo en su formación, está corriendo la misma suerte como todo lo que existe en este planeta y su especie más adelantada en términos evolutivos, es la causante… el ser humano.

Un capítulo aparte merece mucha atención y se une con todo su horror al consumo humano y es la llamada “Caza Deportiva”… no hay manera de describir esta bárbara costumbre social, el apuntar y matar hace del cazador una víctima futura y de la peor manera. Nada de estas barbaridades queda impune; si la matanza de animales para el consumo humano, ya es una cuenta Kármica en contra de la raza humana, es mil veces más perjudicial la caza, porque no está atada esa causa a la necesidad, sino, al instinto depredador del ser humano, contraviniendo leyes que indefectiblemente caerán con todo su peso sobre el resto de toda la humanidad. Todo aquel que mata por deporte, está condenado de antemano por los Mandamientos de la Naturaleza, porque para sus Leyes, el que mata comete un crimen, nada justifica, según sus Leyes, una muerte por diversión o satisfacción de los más bajos instintos que sólo prevalecen en el ser humano porque además los cultiva como si de un mérito se tratara, nada más aberrante ante estas Leyes…

Dijimos también, que este mundo corre el mismo riesgo que quizá destruyó a Marte; los antiguos Sabios dejaron ciertos ocultos testimonios, describiendo el fatal desenlace de una civilización que provocó el presente estado de ese devastado planeta rojo. Allí, nada quedó en pie, y nuestro planeta, por su causa, sufrió un caos, haciendo que la humanidad de ese tiempo tuviera que vivir por generaciones en ciudades subterráneas. Y, además, esa catástrofe tuvo a su cabeza una guerra que provocó sustanciales cambios y modificó la vida de seres humanos y animales como de continentes. La tierra ardió, se hundió y emergió; hoy, los vestigios de ese pasado tremendo, dejó como testimonio una gruesa capa de carbón que se puede encontrar en distintas profundidades de los continentes y algunas de ellas se ven a simple vista.

Como dije, el planeta sufrió también un cambio continental, quedando una geografía nueva y un pasado que gran parte de la presente raza humana ignora. Es probable, que el Mahābhārata, sea nada más que esa parte de historia que permanece oculta en su simbología, y de lo que aconteció cuando Marte sufrió su destrucción; con una guerra que se libró en el espacio y los rastros de una devastadora explosión atómica, que los científicos actuales han descubierto allí, se deba a lo que la oculta historia cuenta. Y no sería de sorprender, que algún día se encuentre nuestra ciencia, con que la herida en una parte de Marte no ocurrió sobre el mismo planeta sino en su atmósfera y que estas fueron dos grandes explosiones. Este planeta siempre estuvo relacionado a las guerras, y su color rojizo al fuego que consume todo. Es probable, que una parte de esa civilización, o restos de ella, estén en nuestro planeta Tierra, y que el impulso natural que aún perdura en la genética de esa raza, es la que busca retornar a su origen, y sea la que esté haciendo titánicos esfuerzos para volver a reconstruir o revivir ese planeta que aún guarda en su interior ese hálito de vida y tal vez con algunas sorpresas que asombrarán a nuestra civilización. Este plan, de retorno, no es nuevo, y es posible que se haya estado gestando por enormes períodos de tiempo bajo una planificación que siempre perduró, como dije, en su genética o en un estigma desconocido.

Todo lo que ocurre en un planeta, afecta su Sistema Solar y desde allí a una Galaxia; tal vez por ello es que se han visto en estos últimos años tantos extraños fenómenos luminosos en formación perfecta en los cielos de todo el mundo. Es probable que alguna inteligencia no desee que una historia tan tremenda se vuelva a repetir en nuestro Sistema Solar.

Deseo llamar la atención con este importante asunto; hacen ya algunos años que programas por televisión hablan de antiguas culturas, y cuando de ciencia se trata y de lo que no entienden, se atribuyen a ciencias extraterrestres, si bien una parte de esto está relacionado a la verdad, un gran porcentaje está muy lejos de ser verdad, porque a lo que se dice sobre los Alienígenas Ancestrales, debemos aclararle que en medio de todo ese adelanto tecnológico, científico y de conocimientos genéticos, y otros adelantos, está la más importante de las ciencias que fue traída a la tierra en los albores de la naciente humanidad y que generó Iniciados, Mahatmas, Chohans, Buddhas, etc. Esta es la Escuela del Conocimiento Superior, y con esto me refiero a las Ciencias que enseñan sobre la Naturaleza interna de los seres vivientes, en cuya etapa más importante es cuando el impulso de la Evolución asociada al progreso de la consciencia, adquiere la forma humana, y la Mente se dualiza para adquirir capacidades relacionadas al instinto-intelecto, que cuando después de un ciclo compuesto de cientos de años, o miles, ese humano bruto e instintivo, alcanza el estado de hombre intelectual y científico, tal vez este sea ese período y parte de nuestra raza ya esté comenzando a transitar esa continuación del Sendero del Hombre, hasta alcanzar el Sendero del Hombre Espiritual y desde allí el del Hombre Divino. Estas Escuelas de Conocimiento que son las que guardan celosamente todo lo referente al Plan que ha surgido del Origen desconocido con toda una manifestación Universal, son las que esos programas Televisivos, parecen ignorar. El conocimiento sobre los distintos fenómenos en la Naturaleza, debe ser buscado en forma de un amplio abanico y no desde continuas suposiciones que no hacen nada más que confundir la Mente y la imaginación de todo aquel que puede estar buscando el significado de la vida y de la procedencia de toda esta manifestación. El impulso Mental siempre está sediento de saber, conocer, investigar y comprobar, pero si se llena de especulaciones y suposiciones siempre tendrá más dificultades para descubrir la verdad. Las respuestas que buscan estos investigadores, estarán cojas por falta de conocimientos de estas Escuelas de Misterios, y entiéndase Misterios como Ciencia, también llamadas Escuelas de Ocultismo, porque en ellas, cada ser humano que llegaba para aprender los secretos del Origen Universal, debía pasar por un sin fin de pruebas donde se templaba al individuo, para fortalecerlo ante su propio karma y que así logre soportar la aceleración de sus deudas, que se produce cuando se invoca esta Ley para limpiar el camino de ascensión interna. Ninguna civilización extraterrestre o terrestre, está exenta de los procesos internos y externos, y toda civilización avanzada, es llamada Civilización porque ya ha abandonado toda tendencia destructiva, de guerras, de mezquinos intereses, del odio, la violencia y todos esos males que sufrimos aquí como humanidad a causa del mal que generamos. Estas civilizaciones descubrieron el secreto del avance científico y espiritual, el progreso a pasos agigantados, el poder desplazarse por el Universo con dos grandes decisiones morales y éticas fundamentales, la Paz y la Unidad, ellos, pudieron ver que una nación en el gran concierto Universal es un planeta y no las divisiones geográficas dentro de él, esto es lo que debemos como especie comenzar a practicar y universalizar entre todas las naciones como el mejor síntoma de unión, de paz y progreso fraternal de toda la raza humana y dejar de mostrarnos ante estas razas que de otros mundos nos visitan, como nos divide la desidia y el odio separatista que cultivamos como una virtud.

El mostrarnos tan retrógrados, me hace sentir como el recibir a un rey con toda mi casa sucia, desprolija, donde se han arrasado bellos jardines y los huesos de hombre y animales se apilan en todo el terreno y no podemos servirle ni agua porque de donde la sacamos, está llena de sucias barbaridades químicas. Esto debería avergonzarnos como habitantes de este bello mundo y tener la pretensión de tomar contacto con ellos cuando las naves aéreas que tenemos no son para sólo viajar, sino para destruir y cada vez que se ha intentado acercarse a ellos, se ha hecho desde la hostilidad con aeronaves de guerra, no podemos decir entonces que esa actitud es pacífica ni fraternal.

La primera gran Escuela en nuestro planeta y el hombre pensante que comienza a integrarla rinde sus frutos tras largos períodos de tiempo, los hombres que alcanzaron cierto nivel de comprensión sobre las Leyes de la Naturaleza, después de siglos de ensayos y errores, de crecimiento interior y de profunda Meditación trascendiendo hacia el infinito Mental, conformaron las Leyes y las Normas que tras esas experiencias ellos obtuvieron, siendo hoy la preciosa fuente de Sabiduría, la Gran Logia designada como Blanca, porque trata de las Ciencias del Alma y más allá. Desde allí, han surgido las flores más importantes de la humanidad, Chelas, o Celas, Mahatmas y Chohans… esa gama de hombres Sabios que a través de todos los tiempos colaboran con la Evolución y el progreso Espiritual del Hombre; desde ese seno surge finalmente el primer Buddha de Compasión, bajo el nombre de Siddharta Gautama.

La Ciencia de las Matemáticas y de la Geometría, se expansiona por todas las culturas a través de la historia Humana, porque desde esas Escuelas de ciencias avanzadas, el hombre descubre a través de su propia experiencias que la fundación de un Universo tiene como columna vertebral, el Número y la Geometría… y por si esto fuera poco, desarrolla capacidades extraordinarias, un poder que involucra varios, como la Telepatía, la transmutación de objetos materiales en otros, en trasladar y trasladarse a miles de kilómetros en segundos y sin ningún artilugio o vehículo tecnológico, y todo aquello que manipula según su necesidad entre los cuatro elementos básicos de este sistema, Aire, Tierra, Fuego y Agua… pero además, desprendidos de sus cuerpos físicos, ascienden libremente por los Estados de Consciencia que hayan conquistado, donde van descubriendo la verdadera Naturaleza interior de toda criatura y del mismo Universo que, además, toda esta manifestación, tiene un Plan definido y que la gran ausente e inexistente es la casualidad y el Universo con todo lo que contiene es el Gran Laboratorio Científico donde cada átomo tiene un recorrido por diversas transformaciones dando así paso a las infinitas modificaciones de las formas, dependiendo de las necesidades internas que impulsan como resultado lo que llamamos Evolución y que agregado a esto, existe un tipo de átomo llamado por los Sabios, Átomo Divino, indivisible y perpetuo de cuyo insondable origen todo Surge y el cual, revestido de distintas sutiles materias, alcanza la materia grosera para obtener el preciado tesoro de la Sabiduría, llamado Progreso.

El adelanto de muchas culturas, fue a causa de estos Hombres, Hijos de la Alta Ciencia y no de los extraterrestres, en su totalidad, fueron méritos de la humanidad en sus distintos desarrollos, las técnicas de construcción que hoy nos asombran, están basadas en los conocimientos de peso, medida, energía, orientación astronómica, cálculo matemático y geometría. Sus ciencias sabían, y saben, cómo neutralizar y dirigir el peso, por lo tanto, la medida y el volumen no era escollo para las ciclópeas construcciones que hoy admiramos y las energías estaban relacionadas a las orientaciones astronómicas, y a las bases de esa unión Universal entre las razas y culturas Universales; toda orientación astronómica de edificaciones en la que haya intervenido inteligencia superior, tanto de este planeta como de otro, tiene que ver con esta unión y con esa energía vital que construye y mantiene la eterna actividad en un Universo, es la Fraternidad entre los mundos. Y podemos agregar que las construcciones, siguen el patrón magnético del planeta, sus corrientes energéticas y sus fluctuaciones, siempre una fuente de agua mucho tenía que ver en todo eso, toda red planetaria está unida al sistema solar y desde allí hacia toda la galaxia por esa red “neuronal” que nuestra ciencia ha descubierto como un tipo de energía en el espacio, y que tal vez en el futuro el hombre aprenda a viajar a través de ella sin que la distancia interfiera y mucho del espacio tiempo se pueda desentrañar.

Si la Humanidad, no hubiese desarrollado Hombres, Iniciados, Adeptos, Cristos, Mahatmas, Chohans, de esos niveles, es dudoso que conquistara un lugar de avanzada en este sistema; cuando este planeta obtiene sus primeros Maestros de Sabiduría, estos se hacen cargo del proceso humano, y la colaboración permanente de otros sistemas, se ha visto presente en todo el recorrido evolutivo de este planeta. Si esta humanidad, pusiera freno a todo lo que la ha llevado a vivir permanentemente en guerra, tal vez el contacto directo y una ciencia más adelantada estaría favoreciendo a todos, porque de hecho, siempre se ha alertado a las naciones del mundo sobre la presencia de esas inteligencias y de las advertencias dadas por ellos, sobre los excesos humanos. Es por ello, que constituimos un serio riesgo donde pisa nuestro humano pie, nuestras acciones nos han puesto siempre en un ardiente terreno donde lo que más desarrollamos no es Paz precisamente, sólo adelantos para dominar. Toda la historia humana nos muestra en conflicto y las guerras nunca cesan, y esto no es algo para enorgullecerse, es dolorosamente trágico.

Enumerar las acciones que nos destierran del Amor Universal, del Amor al Planeta y a toda criatura, es casi imposible; entonces, no tenemos derecho a reclamar a Dioses y Santos una salvación, puesto que durante edades, hemos estado perforando el casco del único barco que nos podría salvar. La responsabilidad llama a las puertas de toda la raza humana, es nuestro deber abrirlas y recibirla para hacernos cargo de todo aquello que nos destierra de la Ética, la Moral, la Compasión, la Comprensión y el Amor… vean… no son tantas cualidades en realidad, ante la gigantesca montaña de errores que hemos cometido.

 

(Segunda Parte)

 

Manuel Fernández
Integrante del Centro