Aumentar Tamaño del texto
Disminuir Tamaño del texto

Pregunta Sobre las Distintas Ediciones de La Doctrina Secreta

17 de septiembre del 2016

 

Hace tiempo que teníamos la intención de escribir algo en nuestra página aclarando uno de las dudas que más encontramos entre los estudiantes de La Doctrina Secreta y la Teosofía en general, la originalidad de la edición con la que contamos hoy en día los estudiantes, por lo menos los de habla hispana, quienes en muchas ocasiones se encuentran confundidos al escuchar de los dos tomos en los que fue publicada originalmente y los seis en los que se publica hoy en día.

Es por eso que aprovechamos la posibilidad que nos brindó un lector de nuestra página, que nos preguntó precisamente sobre este tema, y realizamos una amplia contestación que pensamos que puede ser útil para muchos estudiantes que desconocen este tema. A continuación presentamos la pregunta y la contestación que esperamos aclare este asunto.

El Centro

 

 

Correo

Saludos, tengo una duda con respecto a la obra La Doctrina Secreta, ¿si se imprimió dos volúmenes de La Doctrina Secreta, porque hay seis? ¿si el tercer volumen publicado luego de los dos primeros originales, no es auténtico, como saber si lo que estoy leyendo en los seis es auténtico de puño y letra de Blavatsky? ¿por qué no se han publicado dos volúmenes en español así como se publicaron la primera vez, que sólo eran dos volúmenes, y el estudiante automáticamente sabrá, que eso dos volúmenes son la auténtica Doctrina Secreta en español y no los confusos seis? Gracias, espero ansiosamente su respuesta

Hansel Santana

 

Contestación

Estimado Hansel Santana;

Las preguntas que usted nos hace son de la mayor importancia y una de los grandes inconvenientes con los que se encuentra el estudiante cuando comienza a profundizar en el estudio. Es por esto que intentaremos dar una amplia explicación.

En 1888 se publica la Primera Edición de La Doctrina Secreta simultáneamente en Inglaterra, Estados Unidos y la India. Esta edición consta de dos Volúmenes (como bien usted dice) el primer volumen es denominado “Cosmogénesis” y el segundo “Antropogénesis”. La obra que había sido esperada largamente por los lectores, ya que había sido anunciada varios años atrás, se agotó rápidamente, lo que dio lugar a la segunda impresión que es conocida como la “Segunda Edición”, pero que solo se diferencia de la primera por llevar impreso en la portada “second edition”.

En 1892 A. Besant en colaboración con G.R.S. Mead publican la “tercera edición revisada”, en el prefacio de la cual dan a entender que las principales “correcciones” que se llevaron a cabo son para mejorar el inglés de H.P.B., aparte de corregir el sánscrito unificando su transcripción y completar muchas de las citas. Aquí dicen:

“Al preparar esta edición para la prensa, hemos procurado corregir, por lo que hace a la forma literaria, detalles de poca importancia, sin tocar para nada los asuntos de más elevado alcance”, y más adelante, “Se han corregido las frases obscuras debidas a un imperfecto conocimiento del inglés; se ha comprobado la mayor parte de las citas, y las referencias se dan con exactitud; tarea muy laboriosa, pues las referencias se puntualizaron poco en las primeras ediciones. Se ha adoptado también un sistema uniforme para la transcripción de las palabras sánscritas”.

Posiblemente lo que más llama la atención aquí sea lo que se refiere al inglés de H.P.B., ya que si bien no era su idioma nativo, no deja de sorprender la belleza con la que lo usaba, aparte es bueno recordar que los manuscritos de este libro fueron revisados antes de su impresión por los Keightley, Archibald y Bertram, ambos Ingleses recibidos en prestigiosas universidades de Londres. Sin embargo cuando una comienza a comparar esta tercera edición con las primeras, salta rápidamente a la vista que en muchos casos las “correcciones” no pueden entrar dentro de estas definiciones, y que los cambios son mucho más importante de lo que pretenden dar a entender los editores. Algunos investigadores han llegado a calcular en más de 40 000 los cambios realizados en esta edición, y si bien algunos parecen ser insignificantes o incluso justificados, otros no parecen tener ninguna razón de ser y afectan el contenido de la obra. Posiblemente el caso más notorio sea el que hayan sacado completamente todo comentario o referencia al Tercer y Cuarto Volumen de la Obra. No hace falta más que ir a la primera página del Prefacio de la primera edición donde ella dice “El tercer volumen está completamente listo; el cuarto casi”, y luego intentar encontrar esta frase en la misma página de la tercera edición. Otro de los cambios notorios es que también se sacaron todas las referencias que aparecen direccionando al lector a otra parte de la misma obra, referencias directas que nos dejó H.P.B. para poder leer su obra, que fueron quitadas sin ninguna explicación.

En 1897 los mismos editores publican lo que dieron en llamar el “Tercer Volumen de la Doctrina Secreta”. H.P.B. había anunciado la existencia de un tercer e incluso un cuarto volumen, y ella da una gran cantidad de referencias a estos volúmenes no solo en los primeros dos volúmenes de la misma obra, sino también en muchos otros escritos y cartas. También son mencionados por otros colaboradores que dicen haber estado en contacto con ellos, como los mismos Keightley o incluso W.Q. Judge. Y si bien los escritos que incorpora A. Besant en este supuesto tercer volumen son escritos de H.P.B., parece ser evidente que no corresponden al Tercer Volumen del cual ella habla. La aseveración de “El tercer volumen está completamente listo”, contrasta enormemente con lo que dice A. Besant en su “Prólogo a la Edición de 1897” sobre cómo se encontraba el material que uso para este tercer volumen, y sería al menos extraño pensar que Blavatsky tenia la intención de publicar como parte del tercer volumen las instrucciones que le había dado a la Sección Esotérica y al Grupo Interno bajo juramento de no difundirlas (juramento que había tomado la misma A. Besant).

Como es de esperarse muchas personas defendieron y aún defienden esta tercera edición y el supuesto tercer volumen, sin embargo lo que es un hecho es que hoy en día en el idioma inglés, ya hace tiempo que no se publican. La mayoría de las instituciones han vuelto a publicar la primera/segunda edición en facsímil, mientras que la Sociedad Teosófica con su sede central en Adyar, que fue la responsable de la publicación de estas obras, hace años que publica la edición de Boris de Zirkoff (el sobrino nieto de H.P.B. responsable de coleccionar todos sus escritos) quien volvió a los dos Volúmenes originales y realizó un trabajo formidable tanto en la transcripción de la los términos de idiomas orientales como completando aun más las citas que aparecen en la obra. El mismo autor introdujo el material que A. Besant utilizó para su Tercer Volumen, en los Collected Writings Vol. XIV, e incorpora en la introducción un más que interesante análisis del contenido de ese tercer volumen (lamentablemente por el momento este artículo no está traducido al español, esperamos poder tenerlo pronto).

Tiempo después se realizó una nueva edición en la cual cada volumen se dividió en dos, para una mayor comodidad, quedando un total de seis volúmenes (correspondiendo el 1º y 2º, con el primer volumen, el 3º y 4º con el segundo y el 5º y 6º con el tercer volumen).

En castellano, al día de hoy, solo contamos con una traducción de la obra, la cual se publicó en un principio en tres volúmenes y ahora se conoce en el formato de seis volúmenes. Por el momento se sabe que existen varios intentos por realizar una nueva traducción en base a la primera edición pero aún no se ha publicado, lo que es curioso es que el primer intento por traducirla fue en base a esta versión original, sobre esto nos deja un interesante comentario Roso de Luna en su libro Simbología Arcaica: “Francisco Montoliu y de Togores, primer presidente de la “Rama de la Sociedad Teosófica” en Madrid, tradujo una gran parte de La Doctrina Secreta de la segunda edición inglesa. A su muerte, en 1892, y cuando ya había aparecido la tercera edición de dicha obra, varios teósofos emprendieron una nueva traducción, la cual fue publicada en dos tomos (Madrid, 1895 y 1898) y completada por la señora A. Besant con documentos inéditos dejados por H.P.B., los que fueron traducidos luego por Federico Climent Terrer y publicados en un tercer tomo por la Biblioteca Orientalista de R. Maynadé (Barcelona, 1911). Entre los teósofos que se ocuparon de la traducción de los dos primeros tomos figuraron los señores Melián, Dorestes, Díaz Pérez, Xifré, Treviño, hermanos Molano y González Blanco”.

Se ha dicho y escrito mucho sobre el Tercer Volumen de A. Besant y los Volúmenes III y IV que nunca aparecieron, y cada uno luego de leer los hechos es libre de tener su propia opinión. Pero independientemente de la veracidad o no de este tercer volumen publicado, cabría hacer un comentario sobre el “Prólogo a la Edición de 1897” de A. Besant (el mismo aparece en el Volumen V de la edición de VI Volúmenes). Es muy recomendable que el lector lea el mismo a consciencia y observe las aseveraciones que hace allí, y será difícil que cualquier estudiante de Teosofía que tenga cierto conocimiento sobre la historia del Movimiento, al menos, no quede sorprendido. No puede dejar de llamar la atención la sutileza con la cual A. Besant parece querer dar a entender como que, su conocimiento esotérico es mayor al de su maestra. Curioso por demás es la forma en la que ella considera a las secciones que incorporó como “Los Misterios de Buddha”, ella dice: “Es, sin embargo, con alguna vacilación que he incluido estas Secciones en La Doctrina Secreta, porque a la par de sugestivos pensamientos, contienen numerosos errores de hecho, y muchas afirmaciones basadas en obras exotéricas y no en conocimientos esotéricos… Como la autora previene que obra por su propia autoridad, comprenderá fácilmente el lector docto, que tal vez hizo con deliberado propósito determinadas afirmaciones ininteligibles por lo confusas y que otras son –quizá por inadvertencia– erróneas interpretaciones exotéricas de verdades esotéricas”. Mientras que con el tiempo muchos estudiosos de la Doctrina Secreta y de los escritos de H.P.B. se refieren a estos artículos como de un enorme valor, como en el caso del mismo Boris de Zirkoff, quien nos dice “La naturaleza altamente metafísica de las enseñanzas contenidas en estas secciones, y el hecho de que algunas de ellas delineen ciertos aspectos de la Tradición Oculta nunca antes abordados por H.P.B. en ninguno otro de sus escritos, incluyendo los dos volúmenes originales de La Doctrina Secreta…” (C.W. vol. XIV, pág. XXX).

Con respecto a si es recomendable leer La Doctrina Secreta que tenemos en castellano, la realidad nos muestra que, excepto que conozcamos el idioma inglés, es la única opción que tenemos, por lo menos hasta que se publique alguna nueva traducción basada en el original de dos Volúmenes. Queda a cada uno la decisión de leerla o no, pero lo bueno es informarse y saber lo que estamos leyendo. Claro que en el caso de los primeros cuatro Volúmenes (correspondientes a los primeros dos) son lo que escribió H.P.B. como la D.S. y si bien tiene algunos cambios, no podemos decir que haya perdido su valor (sobre todo teniendo en cuenta que la traducción es buena). Y los últimos dos volúmenes tomarlos como lo que son, una serie de artículos incompletos de H.P.B. y partes compiladas y editadas de las enseñanzas esotéricas y de las notas que tomaron los estudiantes, lo que muy probablemente nada tenga que ver con el tercer y cuarto volumen que planeaba publicar Blavatsky, de los cuales muchos estudiantes tenemos la esperanza de que alguna vez aparezcan. En caso de saber algo de inglés, pero no lo suficiente como para leer de corrido un tema tan completo como el tratado en esta obra, es bueno que a la par que se lee en castellano contemos con una copia de la versión original en inglés para ir comparando algunas partes. Hoy en día esta primera/segunda edición es fácil de encontrar para descargar por internet (por ejemplo aquí: http://www.blavatskyarchives.com/theosophypdfs/early_theosophical_publications_authors.htm donde también hay una enorme cantidad de material interesante en idioma inglés).

Por otro lado desde Esperia Editorial Teosófica se hizo un esfuerzo para republicar un libro de mucho valor, Un Compendio de la Doctrina Secreta, editado por Elizabeth Preston y Christmas Humphrys, el mismo, si bien no remplaza a La Doctrina Secreta, es de gran ayuda para comenzar con su estudio y tiene la ventaja de haber sido hecho en base a la Primera Edición de Dos Volúmenes. El mismo puede ser descargado de forma gratuita desde nuestra página (http://www.teosofiaoriginal.com.ar/index.php/literatura/libros/12-libros/94-un-compendio-de-la-doctrina-secreta) o también puede obtener el libro en forma impresa comunicándose con la editorial a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

Esperando haber respondido su pregunta y poniéndonos a su disposición ante cualquier otra duda.

 

Emmanuel Velázquez,

por el Centro de Estudios de la Teosofía Original.