Aumentar Tamaño del texto
Disminuir Tamaño del texto

Un Esbozo sobre las Tres Vías del Conocimiento

  

Las Tres Vías del Conocimiento, muestran claramente el proceso de avance en cada una de ellas; el paso por lo Exotérico, es en cierto modo decisivo para todo investigador, es aquí donde la fuerza de Karma o el impulso del Alma que dejó inconcluso su camino en la anterior o anteriores vidas, comienza a surgir del individuo, y ese impulso toma el carácter de Anhelo, que hará que la personalidad comience con la búsqueda de “ese algo” incierto e intrigante que pulsa desde dentro; los atributos de esa personalidad, que son sus tendencias, se mezclarán con su imaginación que cubrirá de suposiciones ese tránsito y los aspectos oscuros de la materia probarán la fortaleza y voluntad de esa Alma que comienza su lucha por retomar ese Sendero que había quedado inconcluso en el pasado, cuando la vida física se extinguió dando paso a la presente existencia.

La escuela de la vida no es piadosa ni contempla posiciones sociales, y la búsqueda de la Fuente de Conocimiento es una dolorosa aventura para muchos; entre la diversidad de fuentes de información, se debate la consciencia humana tratando de dilucidar cual de ellas está en lo cierto, la tecnología actual con su diversidad de datos, no se responsabiliza de las falsas fuentes disfrazadas de Verdad. Los falsos Gurús, pululan por las redes del mundo tratando de acumular creyentes y el aporte económico que estos pueden dar, por falsas Verdades. Aún, dentro de aparentes organizaciones serias de Teosofía, surgen individuos que toman la delantera y dan rienda suelta a su sed de ser Gurús; el intelecto que sobrepasa a esas personalidades, los muestra como ejemplos a seguir, pero las páginas de los libros impresas en ese intelecto no son pruebas de que hayan experimentado, a través de la práctica, las enseñanzas Esotéricas, lo que desean fomentar y que siempre llevan es, “el agua a su molino”.

Por otro lado, han aparecido páginas que al comienzo parecen seguir las Normas de difusión y de enseñanzas, pero a poco de comenzar, esas páginas mezclan verdades ajenas con fantasías personales, donde se insinúa constantemente el desvío de sus tendencias, donde la autoidolatría, surge silenciosa pero persistentemente.

Todos estos aspectos de la naturaleza humana son los que más afloran y el neófito debe cavar hondo si quiere encontrar las perlas de oro del Conocimiento. La primera Vía, es una ardua tarea para ubicarse en la Senda Correcta, identificarse con lo que se estudia y probarse a sí mismo si se tiene la suficiente templanza para seguir. “A la Teosofía se llega medianamente fácil, lo difícil es permanecer en ella”. He aquí, que la Vía Exotérica, pone a prueba al individuo en varias cosas, muchos quedan como brizna de hierva, atascados a la orilla del río de la vida, las supersticiones y el interés económico desvían todo ese anhelo hacia el sendero de la ambición, en la autoidolatría, en lo fenomenal y lo psíquico; todas estas tendencias del plano terrestre ahogan la Sed del Alma. Esta es la senda del curanderismo supersticioso, de la necesidad de ingerir drogas para lograr artificialmente lo que logra naturalmente un Meditante comprometido con una profunda vida Espiritual. Y aquí es necesario extenderse un poco sobre el tema, al ingerir mezclas de hiervas medicinales para provocar esos “viajes” se pone en serio riesgo el vehículo astral, porque el llamado “viaje” no es nada más que un “viaje mental” y psíquico del individuo, y todo ese ritual y sus consecuencias nada tiene que ver con el Sendero espiritual del hombre, eso es una modalidad de puro psiquismo con una gran carga de intención Espiritual, pero esa intención, no sigue las Normas o Reglas de los Instructores que dejaron toda una Ciencia para alcanzar los altos estados Espirituales Naturales que ellos mismos han logrado. De manera que, la Ciencia Arcaica que quedó detrás de estas pseudo-ciencias actuales, desapareció en tiempos remotos, cuando el declinar de esas antiguas civilizaciones llevaron al poder y dominio de esos pueblos a personas que se convirtieron en sacerdotes y en cuyas religiones o culturas religiosas incorporaron estos medios, que eran totalmente ilícitos en tiempos de la bonanza Espiritual que habían gozado esas culturas. De ese declinar surge el Chamanismo, como consecuencia de que los hombres Sabios desaparecieron de esos pueblos y se llevaron con ellos La Ciencia del Alma; entonces afloraron los sacerdotes que sólo poseían la parte exotérica de las ciencias y la convirtieron en poder religioso y político. Mientras que sus antiguos Sabios enseñaban la relación del hombre con el Universo y su procedencia Divina y su retorno a esa fuente, los nuevos agentes degradadores comenzaron a complacerse con el poder y las guerras y con los sacrificios humanos. El Chamanismo emergió como una necesidad de recuperar una senda Espiritual y tomó los restos de lo que quedaba del antiguo Conocimiento pero como no tenían en sus manos toda la técnica Esotérica y sus claves secretas del desenvolvimiento interno humano, recurrieron a medios artificiales para obtener los resultados que ningún Meditante-yogui tomaría.

Este tipo de pseudo-ciencia Espiritual es una mezcla de dos partes, una pequeña porción obtenida de las Normas Espirituales, que ya casi se ha perdido en su totalidad para el grueso de la humanidad, y otra obtenida de la Magia Verde, o Ciencia de las Plantas, estas dos grandes Ciencias casi han desaparecido en las penumbras del pasado y una parte de ese conocimiento se ha mantenido como heredad Chamánica y es así como llega a nuestros días. Estos sucesos no han sido nuevos en el mundo, a lo largo de toda la historia humana, su evolución ha estado signada por elevaciones extraordinarias tanto científicas como Espirituales, pero, culminado el ciclo, el instinto animalizado del ser humano termina degenerando a la ciencia y a la Conducta Espiritual y el oscurantismo se apodera de esos instintos que enceguecen la visión interna de toda la humanidad, de allí, predomina la sed de poder y todo lo que no se entiende se destruye o en su defecto se pervierte a través del crimen y todo tipo de violencia. Esas antiguas culturas declinaron y se pervirtieron cuando los elevados símbolos Solares, pertenecientes a Hierofantes, hombres de elevada estatura Espiritual, fueron denigrados por el vandalismo de la ignorancia; al no ser comprendido ese simbolismo por el vulgo, los más despiadados se adueñaron del poder, y la cultura con todas esas ciencias fueron llevadas al crimen en los altares donde se les arrancaba el corazón a jóvenes y rociaban con su sangre los sagrados templos, los mismos templos en los que se habían hecho los muy arcaicos rituales ligados a secuencias astronómicas relacionadas al hombre Espiritual, que nada tenían que ver con la aberración de esos crímenes que terminaron destruyendo a esas culturas de toda América y hoy ese Karma de sangre, obtenido por esos violentos crímenes, es el que hostiga a todo este continente.

Como todo ese proceso ocurrió en un remoto pasado, hoy los investigadores presumen saber lo que fue posible que ocurriera con todos esos pueblos y mezclan fechas y sucesos que lejos están de ser correctos; además de confundir el alto período Espiritual de esos pueblos con el bajo período más próximo al nuestro. Esa decadencia hizo que gran parte o tal vez toda esa gente, ignorara la alta Ciencia Esotérica que se ocultaba en esos templos como tal vez una avanzada tecnología que desapareció tras el velo del ciclo.

El Chamanismo de América, no debe ser confundido con el Shamanismo de Asia, los Bon, Tibetanos y demás partes de esas culturas Asiáticas; los Shamanes de oriente, son instruidos por Hierofantes versados en los Misterios de las Fuerzas de la Naturaleza, es decir, requieren desde muy jóvenes, una muy exigida preparación y una conducta en su mayoría ascética, dependiendo del nivel alcanzado en esas ciencias. Estas Ciencias, pueden intentar parecerse, pero son diametralmente opuestas; mientras una sigue las Arcaicas Leyes Ocultas, la otra se relaciona al mediumnismo, y al desarrollo psíquico con el grado inferior del plano o estado Astral. Hoy, existen sistemas organizados del Chamanismo de América, y las personas son inducidas a “hacer su viaje” para resolver sus problemas psicológicos, y hay muchos que aseveran haber resuelto esos inconvenientes y en realidad lo único que se logra por esos medios es el comprobar que existen otros niveles o estados de consciencias donde es posible ampliar el horizonte de nuestra estructurada visión de la vida, pero no llegan más allá del límite que le impone su propia comprensión y desarrollo Espiritual; y digo esto fundamentado en las Reglas fijadas por los Super Hombres llamados Mahatmas, que declaran que los poderes o niveles Espirituales sólo son asequibles a través de una vida bajo estrictas reglas Ocultas, y dan a conocer las bases de esos procesos y en el hombre queda desarrollarlos, Ellos enseñan que la interacción del hombre con los diferentes estados de consciencia depende de sus logros en el avance que este alcanza a través de la Meditación, Yoga, Vida Correcta y el desarrollo de los Afectos Superiores como es la Compasión, Sentido de Unidad Universal, Desapego, ausencia de egoísmo, ausencia de orgullo, ausencia de violencia, Amor Universal, Comprensión y Sabiduría de todo el pasado y devenir del Plan Universal… Servicio.

Sin embargo, hoy, no se necesita mucho para que cualquier persona acceda a ingerir alucinógenos naturales para ser expulsada de su cuerpo físico y obtenga experiencias que lejos de ser Espirituales, comprometen su Karma y los modernos sacerdotes y sacerdotisas, no son ninguna garantía ni defensa ante esta formidable Ley.

Toda persona es libre de acceder a cualquier ciencia, pero hecha la debida concesión a todas ellas, debemos alertar e informar que es lo correcto y lo que entra en el camino de la duda o de sus peligrosos resultados con los cuales el hombre, ante el desconocimiento de cómo manejarlos, puede caer víctima de su propia ignorancia, abriendo puertas de un infierno metafísico que nadie puede controlar.

Cuando se convoca a las fuerzas internas de la Naturaleza, se debe estar preparado para enfrentarlas tras un largo proceso de entrenamiento, so pena de terminar siendo víctima de poderes que pululan por lo más bajo del estado Kama del planeta.

Explico parte de estos sucesos para que se pueda entender un poco más acerca de la declinación que sufrieron las Ciencias Esotéricas y Ocultas y además cómo terminaron llegando a nuestros días tan lejos de su original práctica; e insto, a que antes de comenzar con cualquier práctica de estas características, se investigue In profundis para no caer en situaciones que costará mucho enmendar. Toda trascendencia Espiritual, se debe alcanzar por los lícitos Senderos que Hombres experimentados dejaron a la humanidad, y todo proceso siempre comienza con fundamentos Exotéricos y poco a poco se va llegando a las puertas de lo Esotérico, y este Sendero ya implica un tipo de Compromiso que pasa por toda una transición en la que el individuo progresa y adquiere conocimientos que van dando a ese Compromiso, su verdadero y potencial significado. Si bien en los estudios de carácter Exotéricos el individuo carece de Compromiso, y sólo busca satisfacer esos impulsos incipientes porque estos están impregnados aún de las tendencias sociales o culturales, el impulso interno, se mantiene a lo largo de toda la vida, esperando que la gruesa capa del sentido material se vaya debilitando y con ello aflore aunque sea a las postrimerías de esa vida, para dejar fijado ese antecedente ante Karma y poder continuar en la siguiente existencia física con menos impedimentos. Muchas personas ven frustrados sus intentos de estudiar, porque su entorno, ya sea familiar, de amistades u otras circunstancias, ven con recelo todo lo que se confunde con Sectas que llevan al fanatismo o a ejercicios oscuros a sus miembros. Es por ello, que siempre los Sabios de antaño decían que, la soledad y el silencio eran la mejor compañía para aquel que deseaba internarse en su Sendero Interno; el estudio Esotérico, requiere de esta fórmula, como también requiere un espacio donde el estudio y la reflexión comiencen a prepararlo para emprender su proceso de unión con la Meditación.

Los ruidos y la música desenfrenada, los “vapores” magnéticos de una sociedad, toda esa “contaminación” puede ser sojuzgada, pero requiere de un esfuerzo doble y una pérdida importante de energías que deben ser utilizadas dentro de ese proceso y no malgastada en defenderse de la agresión constante de una sociedad ruidosa y de un mar de fuertes correntadas mentales impregnadas de los vicios comunes de un mundo que nada comprende de la búsqueda sedienta de un Alma que se debate dolorosamente entre esas discordantes vibraciones.

El Ocultismo, es la Ciencia que hace de un hombre un Dios, a través de procesos donde gran parte de la ciencia Esotérica aprendida se expande en proporciones muy diferentes a todo aquello que ya se haya logrado anteriormente. Parte de la Ciencia Esotérica y la penetración en la Ciencia Oculta, hace imprescindible la guía de un Maestro para evitar errar peligrosamente y que el orgullo encuentre cabida en el Chela, esta tendencia debe ser eliminada o transmutada ya que hace imposible cualquier intento de Progreso Interno. El hombre pigmeo, comienza a escalar hacia el Hombre Espiritual, logrado esto, el Hombre Espiritual prosigue su ascenso en denodado esfuerzo por alcanzar su estado de Hombre Divino. La expansión de la ciencia Esotérica, va alcanzando los altos niveles de la Ciencia Oculta, haciendo penetrar a la Conciencia Mental en los elevados sub-principios, o mejor dicho, en los distintos niveles de esos sub-principios. Todo el proceso de esa expansión, es Mental y, por ende, el Hombre, teniendo aún su cuerpo físico, a medida que alcanza un nivel superior, impregna de las altas vibraciones de su Aura Espiritual, el campo Mental colectivo de la humanidad favoreciendo los procesos de ese adelanto en toda ella. Se sabe, que las Iniciaciones de carácter Oculto, requieren de una poderosa Fuerza de Voluntad, y he aquí algo muy interesante, es en estos niveles donde la expresión “Fuerza de Voluntad” adquiere su verdadero significado, porque la palabra Fuerza no está referida a lo que conocemos en este estado físico, sino, a la elaborada potencia de la Voluntad que no es otra cosa que la Fuerza Consciente del elevado Iniciado, que ha alcanzado en cada etapa, después de haber concentrado en sí mismo esa potente Fuerza y llegado el momento, procede a penetrar cada etapa, totalmente consciente, e invistiéndose, con la perpetua luz de la Divinidad que ha logrado alcanzar. Las puertas del Nirvana, sólo pueden ser abiertas a través de estos inconcebibles esfuerzos donde la Fuerza y la Voluntad procesadas en el campo de la experimentación, logran las altas vibraciones que se atraen entre el Gran Iniciado y el estado Atmico o Divino, tal vez algo de esto sabía Miguel Angel cuando Pintó esa maravillosa obra donde el dedo del hombre, busca tocar al dedo de Dios, y estos se atraen por una fuerza que trasciende la pintura; además de observarse, que el proceso es totalmente Mental ya que la figura de Dios, parece estar dentro del cráneo humano. Esta descripción, es alegórica, sin embargo no puede estar ausente de la visión del estudiante que va encontrando las baldosas de su propio Sendero. Este acercamiento a decir algo sobre Ocultismo es un suave intento de tratar de hacer conocer un poco más, pero, si el estudiante se esfuerza, en los escritos de H.P.B. se puede encontrar mucho sutilmente expuesto entre el inmenso material guía que ella dejó.

El secreto que poseen los grandes Iniciados sobre Ocultismo, sólo es revelado a aquellos que se esfuerzan en alcanzar ese desarrollo interno tras largas jornadas en el estado físico; ninguna vibración grosera, impregnada de maldad o oscuras intenciones puede traspasar las barreras de la alta pureza o vibración Espiritual que son todo un impedimentos para esos poderes que también se desarrollan como opuestos en la Naturaleza. El estado Divino es alcanzado entonces, solo por el Hombre y su disciplina que es parte de esa elaboración de la Fuerza que da como resultado esa Voluntad potente que lleva al Iniciado al Centro mismo del Estado Divino.

Por más que intentemos decir más, nos encontramos con que esto no es posible hacerlo ya que no ha sido revelado al hombre común nunca, esa protección, no es algo antojadizo o mezquino de parte de esos Iniciados, sino que es un gran peligro para un estado de consciencia que aún se rige por estados instintivos impregnados de ignorante egoísmo.

De todas maneras, siempre hay que recurrir a las fuentes serias, y de allí partir separando prolijamente “lo sutil de lo grosero”, como lo expresa la Tabla Esmeraldina, la cual no habla de la famosa piedra filosofal, sino del mismo Hombre y su alquimia Interior.

 

Manuel Fernández

Integrante del Centro

Septiembre del 2019